Acción crítica en educación

La afectividad en la escuela

Posted in Uncategorized by JuanV on 19 febrero 2009

Hay un viejo chiste que dice que se encuentran dos amigos y uno de ellos, al intercambiarse las preguntas de rigor sobre la salud de cada uno, le comenta al otro que se encuentra muy alterado y en un estado permanente de nerviosismo porque padece una diarrea desde hace días que no sa le corta con nada y que ha llegado incluso a hacérselo con los pantalones puestos. El amigo le recomienda unas pastillas y el enfermo va inmediatamente a la farmacia a comprarlas, pero las confunde al ir a tomarlas con unos tranquilizantes. Se encunentran los dos al cabo de unos días y el que le recomendó las pastillas le pregunta al otro sobre su terrible diarrea, a lo que el aludido le contesta que se lo sigue haciendo en los pantalones, ¡¡pero está de tranquilo!!

Viene el recuerdo de este chiste por lo que se está comentando últimamente sobre la finalidad de la educación y la función de la escuela. Se dice por un lado que la escuela debería atender no sólo a lo que se refiere a la inteligencia lógico-matemática y lingüística, sino también a la cinestésica, la espacial, la introspectiva, la emocional, etc. “En definitiva, la preocupación subyacente es la de cómo conseguir que de nuestras escuelas salgan personas virtuosas.” (Andalucía Educativa, nº 66, Abril 2008, pag. 26). Loable objetivo que ignoraba un servidor de ustedes junto con el 99,99% del resto del profesorado en activo, supongo.

Conseguir personas virtuosas, nada menos. Claro que si recordamos aquello de que “la sabiduría es patrimonio exclusivo del virtuoso” (Sabiduría 1, 1), podríamos llegar a estar de acuerdo, al menos por lo que respecta a la importancia de los conocimientos. Pero resulta que esa idea se emparenta más bien con esas otras tendencias recientes que apuntan como función de la escuela el desarrollo afectivo de los chicos, el aprendizaje emocional y cosas por el estilo (cosas de las que hasta ahora se encargaba la familia, dicho sea de paso). Y dado que se insiste una y otra vez en quitarle importancia a los contenidos y al conocimiento; en favorecer el aprender a aprender, pero sin aprender nada concreto en definitiva; en querer descubrir las américas con nuevos conceptos como el de las competencias, sin creerse que aplicación práctica de los conocimientos intentando buscar soluciones a ejercicios y problemas ha existido siempre en la escuela, les guste reconocerlo o no, podría llegar el momento en que si esta moda se impone, que será lo más probable, le preguntemos a un chaval por sus conocimientos y nos responda que no sabe nada, ¡¡pero es tan feliz!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: