Acción crítica en educación

La educación en caída libre

Posted in Uncategorized by JuanV on 19 febrero 2009

Desde el momento en que los profesores aceptamos, y ademas sin rechistar, entrar exclusivamente a vigilar a un grupo de alumnos, que puede que no conozcamos de nada, porque ha faltado el profesor que les iba a dar clase comienza un descenso en picado por una pendiente de la que no se ve el final. Bajo esa normativa yace el fundamento básico de la nueva definición de lo que ha de ser un profesor: de un maestro, de un profesional de la enseñanza, de un técnico especialista en una materia se pasa a considerarlo poco más o menos que como guarda de seguridad y a definirlo como tutor y educador, para que asuma labores que les corresponden a los padres de los alumnos; se pasa a definirlos como meros guías del aprendizaje, según la concepción constructivista de moda; se pasa a definirlos como asistentes sociales, psicólogos, animadores socioculturales, camaradas y colegas de los alumnos, que habrán de ser tratados en paridad, desde la concepción de unas relaciones simétricas, de igual a igual.

Por si todo esto no fuera suficiente, se prioriza la edad sobre el nivel alcanzado en las materias, de forma que se consiente en promocionar a un alumno al curso siguiente independientemente del número de suspensos sólo en virtud de la edad que tenga, y de hecho aunque no haya asistido a clase desde la mitad de curso. Para terminar la faena se insiste una y otra vez en restar importancia a los contenidos, sobrestimar la motivación, aprender jugando e intentar que todo tenga que resultar atractivo y lúdico, dentro de un esquema obtuso en el que todos y cada uno de los alumnos han de hacer lo mismo hasta los 16 años les guste estudiar o no, tengan previsto empezar a trabajar cuanto antes o no, les interese aprender un idioma o no. Y después se sorprenden de que el fracaso del sistema demencial que desarrollan sea enorme.

Cuando pase el número suficiente de años como para poder ver y analizar con detenimiento y frialdad el tremendo disparate que ha supuesto la LOGSE y sus concepciones pedagógicas para nuestro sistema educativo se asombrarán del grado de estupidez que se puede llegar a hacer pasar por algo normal o incluso progresista. Ya entonces, desgraciadamente, será demasiado tarde para muchos, para generaciones enteras de jóvenes que ocuparán las estadísticas del que todavía será inacabable e invencible retraso de la sociedad española respecto a los otros países de nuestro entorno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: